domingo, 1 de abril de 2012

Como decorar un lugar pequeño

En la actualidad existe una tendencia a nivel mundial de construir edificios con departamentos cada vez más pequeños.

Pero tener un lugar pequeño para vivir no significa que no pueda decorarse para mostrarlo lleno de vida. Hay que poner la inventiva en funcionamiento. Por dicho motivo, a continuación les entregaremos algunos tipos para decorar un apartamento o casa de dimensiones reducidas.

 

Lo primero que necesitan hacer es pintar el lugar con colores claros. El blanco suele ser el más recomendable, ya que da la sensación de apertura y hará parecer como que el sitio es más espacioso.

Si quieren poner muebles, tengan en cuenta que no hay que sobrecargar el lugar. Los espacios oprimidos ofrecen incomodidad física y emocional, porque sentirán como si estuviesen prisioneros en un sitio donde no pueden darse vuelta sin chocar algo.

Mantengan las ventanas despejadas. Es una gran opción para sentir una sensación de apertura en el espacio. Mantengan las cortinas abiertas durante gran parte del día para que entre la luz y el aire. Además, pueden asomarse a mirar el paisaje a cualquier hora.

 

Por último, recuerden que así como no deben sobrecargar de muebles, tampoco tienen que sobrepasarse en cantidad de elementos decorativos, como cuadros, portarretratos, etc. Si ponen demasiados de estos objetos, el apartamento dará la sensación de estar en desorden a toda hora, y eso es lo que menos buscamos.

 En el salón, la solución para las visitas es un sofás cama que no ocupe demasiado, junto con una mesa regulable (que puede servir tanto de mesa de comedor como de mesilla baja). Añádele un pequeño revistero, una decorativa bandeja para guardar los mandos y los objetos útiles y ya tendrás una decoración perfecta para tu sala de estar.

El dormitorio, parece ser  el lugar más problemático en casas pequeñas, pero podemos imaginarnos las posibilidades que tenemos: no hay sitio para la mesilla? no hay problema, siempre se puede poner una balda, un revistero en el suelo o quizá un pequeño estante donde dejar revistas para tenerlas a mano. Otra opción es introducir las cosas bajo la cama, a la que conviene estar en alto. Si no ganamos en largo, siempre se puede ganar en altura. Por su parte, un somier cofre permite guardar la ropa de cama. Para ahorrar más espacio, no puedes olvidarte de un pequeño perchero y cestos para guardar todo lo que se te ocurra.

 

Pero tener una casa pequeña no tiene por qué ser sinónimo de una casa poco original, por ejemplo una mesita con espejitos ovalados incrustados o un sofá cama pueden valer igualmente para poner un punto y aparte en la decoración de tu hogar.