domingo, 22 de abril de 2012

Cómo limpiar de forma correcta un cuadro


Piezas delicadas, óleos antiguos y cuadros viejos pueden quedar como nuevos si sigues los consejos que vamos a detallar. Sólo nos bastarán algunos productos sencillos de encontrar y un poco de maña.
 Los cuadros  como todo, también envejecen y sufre deterioros por el paso del tiempo, estos pueden ser: por oxidación, por radiación ultravioleta, por contacto con metales por el impacto ambiental, por microorganismos, por los aceites secantes, por adhesivos, por transportación, por agua, por la tensión de la tela, etc; y antes de intervenir un cuadro es necesario analizar todos estos aspectos.
 Como pasos principales es recomendable comenzar por quitar todo el polvo, esto es con brochas de diversa suavidad y espesor, hasta que al colocar una hoja de papel blanco debajo del cuadro no caiga en el nada de polvo (3 o 4 días de limpieza son suficientes); cuando pases al trabajo con el solvente este se aplica primero en un pequeñísimo sitio y casi siempre en una esquina con el hisopo de algodón, para este trabajo vas a necesitar una lupa para poder observar si se desprendió el barniz y si la pintura no sufrió daño alguno.